Oh, no, not I

Y seguimos para bingo, por aqui rodeado de hungarios y hungarias del planeta raticulí.

Por unos dias me he venido quedando lo que es en este país, sin moverme mucho. La ciudad se va volviendo más bonita a la vez que fría y voy encontrando rincones para enseñar a futuras visitas.

Empezando también, sin mucho exito a balbucear eso que aqui llaman magyarul pero mejorando poco a poco pero para qué mentirnos, con ganas de ir a volver de lo que ha sido mi estancia más larga en el extranjero.

Ya hay ganillas de volver a ver a la gente, de contar anecdotas y de torturar a los amigos con las 500.000 fotos que voy a llevar (que se quedarán en 20 para la version para enseñar a los padres) pero habrá que disfrutar un poquitín más antes de volver a tierras patrias

Pd: Los húngaros están locos… valem seamos politicamente correctos, son culturalmente diferentes, muy diferentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s